Publicidad
Bmw






Publicidad




Historias de 100 años (94): Una Junta Directiva con ideas innovadoras

D. Joaquín Fuster de Puigdorfila, Conde de Olocau.

Por Xesc Ramis

El 6 de abril de 1949 la Junta Directiva del Mallorca acordó convocar una Junta General de socios para el día 12 de mayo en la que se procediera a la elección de una nueva directiva. Podrían tomar parte en ella todos los socios, fundadores y de número. La intención era que la nueva Junta Directiva no fuera elegida en el verano, dejando así más margen a la misma para maniobrar en el tema de composición de la plantilla.

Visto que no se presento más candidatura que la de D. Joaquín María José Tomás Fuster de Puigdorfila y Zaforteza, Conde de Olocau (Palma, 1906-1986), que, por otra parte era el Presidente saliente, éste fue ratificado como Presidente y formó su nueva Junta Directiva entre mayo y principios de junio de 1949. El primer éxito que pudo saborear fue el ascenso a Segunda División, tras disputar con éxito la liguilla de ascenso con el Linense, Badalona y Cartagena.

Rápidamente empezaron a surgir nuevas ideas de esta Junta Directiva que, como casi todas en nuestro querido club, iba escasa de dinero pero sobrada de entusiasmo.

Una de las primeras cosas en las que pensaron fue en disputar un torneo triangular con equipos de postín como colofón de la temporada. Y disputarlo en horario nocturno. Para lo cual habría hecho falta la instalación de reflectores en el campo de Es Fortí. Finalmente esta opción fue descartada y no hubo triangular de fin de temporada. Así, el Mallorca no jugó su primer partido con luz artificial en su propio estadio hasta agosto de 1959, diez años después de la idea del Conde de Olocau.

El segundo propósito fue el cambiar el escudo del Club. El escudo diseñado en 1931 no tenía, según esta directiva entrante, nada de original y decidieron adoptar el antiguo «barralet» con la corona real (para ello se debería volver a recuperar el título de «Real») y, poner en el centro del dibujo y sobre campo rojo, una M mayúscula. Finalmente, el Mallorca del Conde de Olocau, consiguió permiso para volver a usar el título de Real a principios de octubre de 1949 y cambió el escudo a la versión que, con retoques estéticos, se usa en la actualidad (y que se ha mantenido salvo en el período entre 1972 y 1976, por deseo del Presidente Barón de Vidal).

Publicidad

1 comentario sobre Historias de 100 años (94): Una Junta Directiva con ideas innovadoras