Publicidad
Bmw





Publicidad




Historias de 100 años (97): Hace 60 años en Tenerife

Imagen parcial del Heliodoro Rodríguez López en 1960

Por Xesc Ramis.

El 20 de marzo de 1960 se disputaba en el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife el partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de Segunda División entre el Club Deportivo Tenerife y el Real Club Deportivo Mallorca. El desplazamiento a Tenerife ya empezó raro al no poder desplazarse el entrenador/jugador Juan Carlos Lorenzo por un problema en una pierna que no le dejaba moverse de la cama. Fue su ayudante Jaime Turró quien hizo las veces de primer entrenador ese día en la isla chicharrera. Tampoco acudió el delegado del equipo, José Juan, siendo el jefe de la expedición el presidente Jaime Rosselló.

En el avión corrió como la pólvora entre los jugadores la consigna de «chutar mucho a portería». Al llegar a Tenerife la expedición mallorquina se encontró con la noticia en la prensa local de que el Mallorca había intentado comprar al portero local Santi. Acusaban al directivo Jorge Rosselló ‘Roxa’, que recibió hasta amenazas de muerte. El ambiente mientras la expedición se dirigía al estadio y en el estadio era de excitación total contra los bermellones. El Mallorca perdió 2-1, jugando con un jugador menos desde la primera parte debido a la expulsión de Boixet, aunque el árbitro anotó en el acta que el expulsado fue Currucale. El primer gol tinerfeño fue obtenido en claro fuera de juego, pero el árbitro vizcaíno Dilla Muñoz lo dio por válido; incluso algún jugador de ese partido recuerda haberle protestado al colegiado y que este le respondiera: «Qué quieres, ¿que me maten a mí? Que os maten a vosotros que sois los que habéis organizado el tinglado«.

Según el testimonio del portero local Santi, un mallorquín residente en Tenerife le ofreció 60.000 pesetas el martes anterior por dejarse ganar. El portero le dijo que lo estudiaría, concertaron una nueva reunión, y le trasladó al entrenador y directiva chicharrera lo que le había sucedido.

La siguiente reunión fue en casa del portero Santi y allí, Jorge Rosselló le ofreció 100.000 pesetas, e incluso dejó una sortija de brillantes como señal, sin saber que la conversación se estaba grabando y que en la habitación contigua había varios directivos del Tenerife atentos a la misma. Como ya he dicho antes, el asunto se hizo público inmediatamente a través de la prensa y la radio.

Justo al acabar el partido, el presidente Rosselló se desplazó a Madrid en el primer avión que encontró para informar a la Federación Española de Fútbol de lo sucedido, jurando una y mil veces que ni él ni el Mallorca tenían nada que ver con la acción del vicepresidente Roxa.

Al final, el Mallorca fue multado con 100.000 pesetas y a Boixet le cayeron cuatro partidos de sanción. Así se saldó uno de los episodios más oscuros de la historia del Mallorca del que hoy, 20 de marzo, se cumplen 60 años.

Publicidad

1 comentario sobre Historias de 100 años (97): Hace 60 años en Tenerife