Publicidad






Fibwi




Orígenes del fútbol balear: el Palma ve la luz (12)

Miguel Oliver Amorós, otro personaje clave en los orígenes del fútbol balear.

Fundado en 1903 por el empresario y escritor José Oliver Bauzá, atraído al proyecto por Gaspar Moner y el joven estudiante de Ingeniería Industrial Pepín Vilanova, el España se constituye el 8 de noviembre de 1902 y disputa el uno de enero de 1903 en el velódromo de Son Españolet el primer partido de fútbol documentado de la historia de Mallorca ante una selección de clubes catalanes conocida como el Barcelonés. Por supuesto el España pierde los tres encuentros que, en el plazo de una semana, celebró ante los footballers catalanes, pero la incipiente simiente de aquel nuevo deporte cala muy hondo. De inmediato el Círculo Ciclista, propietario del velódromo de Son Españolet, procede a formalizar la inscripción de la sección de football dentro del organigrama del club, y el 17 de enero se constituye oficialmente la directiva, presidida por el hijo mayor de José Oliver Bauzá, Bartolomé Oliver Palet. Manuel Bonet es elegido vicepresidente, y el profesor de inglés del Instituto Balear, Miguel Oliver Amorós, ocupa el cargo de secretario. Al calor del primer club de football acuden muchos ciclistas del Círculo, y pronto hay jugadores suficientes como para formar tres Teams.

Son Españolet es el primer recinto cerrado donde se practica el football en Baleares, pero no es ni mucho menos una solución definitiva. Las reducidas dimensiones de su pista central hacen tan difícil reunir en ese espacio a 22 jugadores que los miembros del Barcelonés llegan a solicitar que los partidos se disputen a modo de ocho contra ocho. Consciente de esas limitaciones, el profesor de gimnasia del Instituto Balear Adolfo Revuelta, el verdadero introductor del football en Mallorca, que practica con sus alumnos en el foso de la puerta de Jesús, vertebra la creación de un segundo equipo, el Palmesano, que el 11 de enero de 1903 juega ante el España en Son Españolet. Pierden 7-0 y se disuelven casi de inmediato, porque Revuelta no consigue los apoyos financieros necesarios para llevar a cabo su gran proyecto: inscribir a un equipo mallorquín en la edición de 1904 de la Copa de España. Además, a finales del curso de 1903 el profesor abandona definitivamente la isla, a la que había llegado en 1895, al ser trasladado a Santiago de Compostela.

Eusebio Ferrer sustituye a Adolfo Revuelta como profesor de gimnasia del Instituto Balear y no duda en seguir su estela apoyando la práctica del football, que ha llegado ya a todos los colegios e institutos de la isla. Mientras, el España sigue su curso y en Son Españolet se disputan regularmente partidos entre sus socios, alguno de ellos, tal y como recoge la prensa mallorquina de marzo de 1903, bastante accidentado. El 15 de marzo Agustín Banqué sustituye a Bartolomé Oliver como presidente de la sección, de la que desaparecen  los hermanos Bauzá, que tienen otro proyecto en mente mucho más ambicioso.

A poco más de un kilómetro de distancia de Son Españolet se está levantando Tirador. Superada una crisis económica que está a punto de provocar que el proyecto nunca vea la luz, las obras avanzan a buen ritmo y se espera que en agosto se inaugure oficialmente el más ambicioso recinto deportivo de la historia de Baleares. Es un lugar perfecto para poder jugar a fútbol con unas dimensiones ya mucho más cercanas a las reglamentarias.

Así lo entienden José Oliver Bauzá y sus tres hijos, Bartolomé, Zoilo y Santiago, que junto a Gaspar Moner abandonan definitivamente el España para formar el segundo club de la historia, considerado como tal dada la extrema caducidad del Palmesano, que no llegó a superar el mes de existencia. Lo bautizan como Palma y su objetivo no es otro que utilizar como terreno de juego la pista central del velódromo de Tirador. Presidido por Antonio Massot, la indumentaria del nuevo team se establece de color azul, entendiendo que según el reglamentario original aprobado en Sheffield en 1859 los equipos debían disponer de una equipación azul y otra roja. Dado que el España había elegido en 1902 el color rojo, es lógico que el Palma se decantara por el azul.  Estamos en el mes de agosto de 1903, el mismo en el que oficialmente se inaugura Tirador con una extraordinaria respuesta de la afición, que llena por completo las gradas del nuevo recinto. El 15 de septiembre aparece en la prensa mallorquina la primera noticia sobre el Palma Football Club y se anuncia la intención de retar a un partido a los socios del España. El partido, como no, se disputará en Tirador. La directiva del España acepta el reto, que finalmente comprenderá la disputa de tres choques. Dos de ellos se llevarán a cabo en Tirador, y el otro en Son Españolet.

El domingo 26 de septiembre de 1903 se celebra el primer partido en Son Españolet. Los hermanos Oliver Bauzá se alinean con el Palma, mientras que Miquel Oliver sigue en el España, ahora convertido ya en presidente de su sección de football. José Oliver Bauzá es por supuesto el referee, y tras llegarse con empate a cero al descanso el España impone en el segundo tiempo su mayor veteranía y experiencia consiguiendo dos goles. El partido no llega al final porque Zoilo Oliver sufre un fuerte golpe en la cara, a resultas del cual queda desvanecido.

El segundo partido se disputa el cuatro de octubre de 1903 y es histórico, porque supone el primero documentado en Tirador. Para tal ocasión, el Palma ya cuenta con Gaspar Moner, exjugador del Español de Barcelona, como principal refuerzo. Moner no defrauda y marca el único gol de su equipo, pero de nuevo la experiencia y veteranía del España se imponen y acaba ganando 3-1 a un rival que por supuesto no puede contar con Zoilo Oliver, que sigue dolorido tras el encontronazo sufrido en el primer partido.

Nunca llegará a disputarse el tercer partido previsto entre España y Palma, pero la rivalidad surgida entre ambos teams dejará huella. El Veloz Sport, al igual que el Círculo Ciclista, integra al Palma en su organigrama, pero en esta ocasión fagocitando su nombre. El Palma deja de existir a finales de 1903 para convertirse en Veloz Sport, y a su vera surgen otros clubes como el Balear y el Nuevo Balear, todos ellos con sede en Tirador. Ya hay cuatro teams en la isla, y pronto surgirán más, dos de ellos con nombres que nos van a resultar familiares. Desde el colegio de los Padres Agustinos surge el Alfonso XIII, y muy cerca de allí se funda el Mallorca. En estos dos últimos casos se trata de equipos muy jóvenes, con jugadores prácticamente escolares.

Alentado por la creación de esos nuevos equipos y convencido de su superioridad sobre ellos, la Junta Directiva del España lanza en diciembre de 1903 el proyecto de disputar un Campeonato de Mallorca, e invita a todos los clubes constituidos a participar en él. El inicio de la competición, la primera de toda la historia, se establece para enero de 1904. Qué lejos está de imaginar el España que, con su reto, va a dar inicio a una larga hegemonía del Veloz Sport y se va a condenar a sí mismo a la desaparición.

1 comentario sobre Orígenes del fútbol balear: el Palma ve la luz (12)

  • Garciman73

    Entre aquellos primeros equipos hubo uno que siempre fue misterioso: el Blanco y Negro, mencionado en el libro de Gabriel Font Martorell como contemporáneo de Balear, Alfonso XIII y Nuevo Balear, pero no aparece mencionado en la prensa ni una sola vez. Tal vez hacía referencia a los colores de algún equipo sin identificar o de uno de ellos. Quizá del mismo Mallorca.