Publicidad


Publicidad





Historias de 100 años (34): ¿El primer extranjero del Mallorca?

Por Xesc Ramis.

Harold Thomas Williams Hardinge, ¿primer extranjero que jugó en el Mallorca?

En la primavera de 1934 jugó en el Mallorca el centrocampista argentino Victorino Manuel Gontade, al que hasta la fecha teníamos como el primer extranjero alineado con la camiseta roja. Sin embargo, con una simple lectura del libro que publicó en 1944 D. Gabriel Font Martorell, sobre la historia del club bermellón: “El Club Deportivo Mallorca, historia de la institución decana del fútbol Mallorquín”, vemos que en febrero de 1922 jugó con la Real Sociedad Alfonso XIII un jugador inglés apellidado Harding. Así pues, el primer jugador extranjero pasaría a ser este sportman inglés.

Efectivamente, en febrero de 1922, los días 2 y 5, concretamente, el equipo Alfonsino disputó dos partidos amistosos contra el Internacional de Barcelona, equipo de Primera Categoría catalana, en el campo de Buenos Aires. El primer partido, disputado el jueves 2 de febrero, se saldó con victoria visitante por 1-2, con gol mallorquín del ariete Antonio Socías y victoria catalana merced a un segundo gol conseguido de penalti. Tan igualado estuvo ese primer partido que los catalanes convocaron, por vía telegráfica, para el segundo partido, a dos de sus principales jugadores que se habían quedado en Barcelona: el defensa Llobet y el medio centro Carulla.

El segundo partido, disputado el domingo 5, a pesar de los refuerzos del Internacional, se saldó con victoria Alfonsina por 2-0. Jaime Llabrés fue el autor de los dos tantos mallorquines, ambos conseguidos tras lo que hoy en día llamaríamos asistencia del jugador Harding. Harding había sustituido a Barón en la alineación, pasando a ocupar el puesto de delantero centro, haciendo que Socías se desplazara a la posición de interior derecho.

Harding. Muy bien, pero, ¿quién fue ese tal Harding? Empiezo avisando que no sé si se podrá saber con certeza algún día.

Para empezar, vayamos a lo escrito en su día. Gabriel Font Martorell, en 1944, nos da algunas pistas sobre el tal Harding, al escribir que “jugando de delantero centro – en forma admirable por cierto – un señor inglés apellidado Harding, propietario de un magnífico yate surto en nuestro puerto”. Repasemos ahora la prensa de la época. El periódico La Almudaina nos dice que “También el Alfonso reforzó su equipo con un jugador de tanta valía como el inglés Harding, quien luchó noblemente, con gran acierto…”. La Última Hora pone más énfasis todavía: “El Alfonso alineó sus filas, como el primer partido, a excepción del puesto de delantero centro que ocupó el sportman Harding, de nacionalidad inglesa, que dando una prueba de afecto hacia nuestra Roqueta, nos honró vistiendo la camiseta roja, y a fe que lo hizo mostrándonos que es un excelente jugador, pues prestó gran empuje a la línea delantera, distribuyendo el juego y haciendo unos pases adelantados y un regate invertido que desorientaba al enemigo y ofrecía muy buena combinación a los interiores y extremos de ambas alas”. Otro día bucearemos sobre lo que pudiera ser el “regate invertido”. Hasta aquí parece claro que andamos buscando a un tal Harding. Pero ¡alto!, quedan dos periódicos por repasar. El periódico El Día, bautiza al jugador inglés como Mr. Spencer, del que dice que “ayer enseñó un curso futbolístico a nuestros equipiers”. El Correo de Mallorca da una vuelta más de tuerca y pone nombre de pila al jugador inglés, diciendo que “los no menos hermosísimos y matemáticos pases de Duncan Spencer, eran admirados y comentados por el público”.

Así que tenemos cinco fuentes y dos apellidos distintos. ¿El por qué? Creo que nunca se sabrá con certeza. La crónica de El Día viene firmada por un tal “Sotnas”. La crónica de La Última Hora la firma un tal “Suplente”. Las crónicas de La Almudaina y de El Correo de Mallorca no aparecen firmadas. Por otra parte, creo que es conveniente señalar que Gabriel Font Martorell era el secretario de la junta directiva del Alfonso XIII en ese año 1922, por lo que su conocimiento de lo que pasaba en el club, por dentro y por fuera, podría ser decisivo para que tomáramos como válido el apellido Harding. Si el jugador hubiera actuado sin consentimiento del club que lo tuviera fichado, es normal que jugara con un apellido “inventado”, para no tener problemas, pero no parece el caso.

En La Almudaina se publicó esta foto de la alineación del Alfonso XIII que se enfrentó al Internacional. Posiblemente sea del primer partido, jugado el 2 de febrero de 1922

Al ver el apellido Spencer, enseguida pensé en el delantero del Sevilla Enrique Gómez Muñoz, conocido como Spencer. Sin embargo, esta teoría fue descartada de inmediato ya que el jugador estaba jugando ese día un partido con el Sevilla en Madrid, así que era imposible que estuviera en dos sitios a la vez. Más allá de eso, nada por la vía de Duncan Spencer.

El apellido Harding es mucho más curioso si googleas un poco. En primer lugar, como Harding, no aparece nada reseñable. Pero si añades una “e” al final del apellido y tecleas Hardinge (no sé mucho inglés, pero creo que la pronunciación, para un mallorquín de principios del siglo veinte, sonaría Harding) llegas a un conocido deportista inglés.

Harold Thomas Williams Hardinge, nacido el 25 de febrero de 1886 en Greenwich y fallecido el 8 de mayo de 1965 en Cambridge, fue jugador profesional de fútbol y cricket. Un dato curioso de su biografía es que su padre era marinero. Como futbolista jugó en el Maidstone United, club desde el que fue descubierto por el Newcastle United en 1905, pasando luego al Sheffield United en 1907 y al Woolwich Arsenal en 1913. En 1921 se retiró oficialmente como futbolista. Llegó a jugar un partido internacional con la selección inglesa, el 2 de abril de 1910, contra Escocia, actuando como delantero centro. Ese partido acabó con derrota inglesa por 2-0 en Glasgow. Como jugador de cricket jugó entre 1902 y 1933 en Kent, compatibilizando ambas actividades y llegando a contabilizar 623 presencias con el equipo de cricket de Kent. Llegó a ser internacional en una ocasión, en 1921. Sirvió en la Royal Navy y en la Royal Air Force durante la Primera Guerra Mundial. Tras retirarse del deporte profesional fue representante de ventas de una compañía de comercialización de cemento. Desde luego, está datado que en febrero de 1922 la temporada de cricket se encontraba a tres meses de su inicio, por lo que los jugadores debían estar de vacaciones. Ahora bien, no sé si su sueldo como deportista inglés de élite le daría para tener un yate en el coqueto puerto de Palma de principio de los años veinte. En todo caso, habría jugado con el Alfonso XIII a la edad de 35 años, próximo a cumplir los 36.

Tampoco ayuda mucho más la prensa de Palma ya que en ningún periódico se vuelve a hacer mención al futbolista inglés en los días posteriores a ese partido. Como si se lo hubiera tragado la tierra.

Publicidad

3 comments to Historias de 100 años (34): ¿El primer extranjero del Mallorca?