Publicidad



Publicidad





Historias de 100 años (46): En memoria de Juan Heredia

Por Xesc Ramis.

Nacido en Almodóvar del Río, en la provincia de Córdoba, el 14 de abril de 1942, empezó a jugar al fútbol en el equipo de su pueblo, el C.F. Almodóvar. Con catorce años ya jugaba en Segunda Regional, con una ficha falsificada. Sus grandes dotes en la portería hicieron que los grandes equipos andaluces se fijaran en él. Así fue como fichó por el Sevilla C.F., pasando a jugar en su equipo juvenil. Sus buenas actuaciones en la capital hispalense hicieron que fuera titular de la Selección Andaluza de la categoría. Siendo Satur Grech entrenador sevillista, se ejercitaba regularmente con el primer equipo de Nervión.

Entre 1960 y 1963 jugó cedido en el Adra C.F., en Almería, equipo que competía en Tercera División. Entre 1963 y 1966 jugó en el Real Jaén, también en Tercera División. En el verano de 1966 fichó por el Mallorca para jugar en Segunda División. Esa temporada Villanova y Piris le cerraron las puertas de la titularidad. No fue hasta el 24 de septiembre de 1967 que debutó en partido oficial con el Mallorca, con una victoria por 2-0 frente al Levante. Era un portero de metro ochenta, muy corpulento y de gran envergadura. Tenía unas manos y unos dedos enormes que siempre protegía con esparadrapo, o al menos esa sensación daba a los jóvenes espectadores, hoy ya veteranos, que aún lo recordaban bajo palos. Estuvo en el Mallorca hasta la temporada 1973/1974, pero en ninguna de ellas consiguió la confianza del entrenador de turno y la titularidad absoluta. Como dato curioso, estuvo presente en un famoso partido contra el Granada en el Luis Sitjar que finalizó con victoria visitante por 4-6; ese 9 de noviembre de 1969 Gost era el titular y al descanso ya había encajado 4 goles, por lo que el entrenador Sergio Rodríguez decidió sustituirlo por Heredia al descanso. Alarcia, Vallespir y Campos le ganaron la partida al andaluz en las siguientes temporadas.

Así pues, en la temporada 1975/1976, buscando minutos, jugó en la U.D Melilla, regresando al Mallorca al año siguiente. Le tocó vivir unos dos últimos años muy malos del Mallorca, en los que se recuerda sobre todo el encierro en el vestuario. Ese año acabó como titular y capitán de un equipo mallorquinista plagado de juveniles. Estuvo en el primer equipo del Mallorca hasta agosto de 1978, disputando partidos durante 11 temporadas consecutivas (93 partidos oficiales y 95 goles encajados; 75 partidos amistosos y 57 goles encajados). Lo que parece bastante claro es que debía tener el récord de partidos vistos desde el banquillo. Al abandonar el club fichó por el C.D. Binissalem, equipo en el que se retiraría en 1981. Tras abandonar el fútbol se quedó a vivir en la isla y se dedicó a las labores de graduado social. La fama de buena persona le acompañó hasta el fin de sus días. Descanse en paz.

Publicidad

4 comments to Historias de 100 años (46): En memoria de Juan Heredia

Leave a Reply