Publicidad



Publicidad




Historias de 100 años (50): El fichaje de Manolo Preciado por el Mallorca

Por Xesc Ramis.

El 20 de mayo de 1984 el Linares CF juega partido de Liga de Segunda División en Riazor contra el Deportivo de la Coruña. A la vuelta del viaje, Manuel Preciado, lateral izquierdo santanderino que está jugando su segunda temporada en el equipo jienense, pide permiso al Delegado de equipo para quedarse en Madrid, alegando una revisión médica.

Manuel Preciado Rebolledo, con veintiséis años, tras haber crecido en el Racing de Santander, llegando a ser incluso internacional sub-21, y haber madurado en el Linares CF, era una pieza apetecible del mercado y había que ser rápido y sigiloso si se quería obtener el premio gordo. Miquel Contestí, aunque gustaba de fichajes rimbombantes y que le dieran grandes titulares en la prensa (incluso alguno se le escapó cuando ya estaban en su despacho para firmar el contrato), también poseía la habilidad del zorro para negociar y obtener buenos jugadores adelantándose a los rivales.

Tanto es así que Manolo Preciado no se quedó en Madrid, si no que tomó un vuelo con dirección a Palma para firmar un precontrato con el Mallorca para la temporada siguiente. Incluso el día 22 de mayo el futbolista ofreció una rueda de prensa radiofonica en la isla, donde dijo, en resumen, las banalidades acostumbradas en estos casos: que tenía otras ofertas pero las rechazaba por el club de la Plaza Barcelona y que conocía a Verón de su etapa del Rácing que le había contado maravillas de la isla y del club.

Desde luego, donde no sentó nada bien este anuncio fue en Linares. Con el equipo jugándose la vida en Segunda División (al final, descendió), que una de sus piezas fundamentales viajara a Mallorca para firmar por otro equipo no fue bien visto. Cierto era que la situación económica allí era muy precaria y un posible descenso acarrearía el tener que deshacerse de las fichas más elevadas (y la de Preciado era una de ellas), que su contrato finalizaba ese mismo 30 de junio, pero también era cierto que el Reglamento de Jugadores vigente en esa época permitía que los clubes prorrogaran los contratos de sus jugadores por un año de forma unilateral, siempre que esto le fuera comunicado al jugador en tiempo y forma, cosa que en ese momento no quedaba muy claro, pues el plazo era de quince días antes de finalizar la Liga, plazo que ya se había superado ese 22 de mayo.

En cualquier caso su temporada en la isla no pasó de discreta, actuando únicamente en trece partidos de Liga, en un Mallorca que estuvo muy lejos de su objetivo de retornar a Primera División y en el que los problemas extra deportivos llevaron, incluso, a los jugadores a un silenzo stampa.

Publicidad

2 comentarios sobre Historias de 100 años (50): El fichaje de Manolo Preciado por el Mallorca

  • Spec

    Por edad no pude ver jugar a Preciado pero como técnico era muy carismático, muy probablemente de no haber sido de su pronto fallecimiento habría terminado en el banquillo del Mallorca.

    En cuanto al jugador que se le escapó a Contestí cuando iba a firmar contrato me suena que era un delantero argentino que cuando estaba ya todo apalabrado y se iba a firmar el contrato, el representante le soltó al entonces presidente que querían más dinero porque había un equipo francés también interesado. Contestí los echó del despacho casi a patadas.

    5
    1
  • tianot

    Ressy y Pryca, ¡¡¡QUÉ TIEMPOS DE RESURGIMIENTO VIVIMOS!!! Estas dos últimas temporadas me parece estar viviendo algo ya visto y que tuvo éxito.