Publicidad




Publicidad





Historias de 100 años (51): El récord de expulsiones en un partido de Primera

Por Xesc Ramis.

El sábado 13 de junio de 1987 ha pasado a la historia del Club como uno de esos días negros para olvidar. El Mallorca disputaba en Sarriá el partido de la penúltima jornada del play-off por el título con unas mínimas posibilidades, ganando el partido, de seguir optando a un puesto que diera acceso a jugar la Copa de la UEFA de la temporada siguiente, mientras que el R.C.D. Español tenía el tercer puesto ya asegurado. Todo fue negativo esa tarde-noche, desde el resultado de 5-0 a favor de los periquitos, hasta la actuación del colegiado andaluz, Abilio Caetano Bueno, que expulsó a 5 jugadores mallorquinistas. El partido llegaba caliente por la polémica que había mantenido Clemente con Serra Ferrer en el partido de la primera vuelta del play-off, por una declaraciones fuera de tono del técnico vasco en las que calificaba el Lluís Sitjar como “una pocilga” y que, como es lógico, no habían sentado nada bien en la isla.

El partido empezó a calentarse en el primer minuto con una escalofriante entrada del lateral mallorquinista Chano a Ernesto Valverde, que no mereció tarjeta para el árbitro, pero que encendió los ánimos del público y de los banquillos. El primer expulsado fue Higuera en el minuto 28, tras una larga consulta del colegiado con uno de sus jueces de línea intentando averiguar quién había sido el infractor, por dejar noqueado a Job con un puñetazo mientras el balón estaba detenido. El segundo expulsado fue Hassan Fadil, que cuando apenas llevaba quince minutos en el campo ya había visto una tarjeta amarilla por amenazar al españolista Iñaki que le había hecho una entrada alevosa, en el minuto 61 por dar una patada por detrás a Zúñiga. El tercer expulsado fue Chano en el minuto 66 por una entrada por detrás a Pineda. El cuarto expulsado fue Pep Bonet en el minuto 71, tras realizar una entrada alevosa. El quinto y último expulsado fue Orejuela, por increpar al colegiado protestando la expulsión anterior. El árbitro, muy chulo y provocador durante todo el encuentro, aún tuvo tiempo y bemoles para decretar 3 minutos de descuento estando el Mallorca con 6 jugadores. El reglamento, en aquél entonces, no preveía la suspensión del partido por quedarse un equipo con menos de 7 jugadores sobre el terreno de juego. A parte de las tarjetas rojas, vieron la tarjeta amarilla: Higuera, Chano, Hassan, Pepe Bonet e Izquierdo. Tan solo fue amonestado un jugador del Español: Job.

Al final del partido Serra Ferrer lamentaba lo ocurrido aunque se quejaba de que algunas expulsiones no eran justas. Caetano Bueno indicaba que algunos jugadores del Mallorca le decían “corta ya, que estamos haciendo el ridículo” y que no era su récord de expulsiones ya que en un partido había llegado a expulsar a 14 jugadores. También dijo que no había suspendido el partido porque se podía seguir jugando hasta quedarse con tan solo un jugador. Clemente, por su parte, decía que Serra Ferrer se había pasado todo el partido llamándole asesino, hijo de puta y otras lindeces similares, así como que sus declaraciones se habían malinterpretado desde Mallorca.

La resolución del Comité de Competición impuso dos partidos de sanción a Higuera por producirse de manera violenta con un contrario, otros dos partidos de sanción a Hassan por emplear medios violentos, siendo reiterante. Por un partido suspendió a Chano y Pepe Bonet por emplear medios violentos y a Orejuela, por protestar insistentemente al árbitro. Para más inri, a Higuera le cayó otro partido de suspensión adicional por acumulación de amonestaciones.

Publicidad

1 comment to Historias de 100 años (51): El récord de expulsiones en un partido de Primera

  • giffs

    Desde ese día me gusta ver perder al Español. Igual me sucede con el Celta (desde la famosa eliminatoria de Copa del Rey) y el Villarreal.