Publicidad




Publicidad





Historias de 100 años (55): ¿Repetimos?

Por Xesc Ramis.

El 25 de octubre de 1981 se disputaba la séptima jornada de la temporada 1981/1982 de Segunda División y en el estadio Franco Navarro de Almería se enfrentaban la A.D. Almería y el Mallorca. El Mallorca afrontaba esa temporada en la categoría de plata tras seis años penando por Segunda B y Tercera, en la etapa más negra del club decano, con la intención de consolidarse en la misma. Ambos equipos llegaban al choque en la zona media de la tabla, cumpliendo sus propósitos de una salvación tranquila.

El estadio presentaba unos tres cuartos de entrada, habiéndose recaudado más de un millón de pesetas en taquilla. Arbitraba el colegiado valenciano Peraíta Ibáñez. El Mallorca de Antonio Oviedo formó ese día con Tirapu, Sahuquillo, Iriarte, Gallardo, Aparicio, Riado, Delgado, Toño, Orellana, Morey y Sancayetano. En el transcurso de la segunda parte Peles sustituyó a Sancayetano y Almenara a Riado. El partido fue para olvidar por parte bermellona, como casi todos los celebrados en esa localidad. Ya en el minuto 8 Sebas había conseguido el 1-0 para los locales. En el minuto 55 de nuevo Sebas marcó el 2-0 para los almerienses. Los locales seguían siendo un vendaval y Maxi en el mintuo 69 estableció el 3-0. Tan solo un minuto después, tras el saque de centro del gol, Morey consiguió el 3-1 definitivo, pero el partido pudo haber acabado en goleada de escándalo a favor de los almerienses.

Siete días antes el Deportivo de la Coruña había impugnado su partido contra el Almería (habían ganado los mediterráneos por 0-1 en Riazor) por alineación indebida de dos jugadores almerienses. Tres días antes de su enfrentamiento con el Mallorca, el Comité de Competición había abierto expediente para esclarecer la situación. El Almería, no escarmentado, volvió a incurrir en la misma alineación indebida en el partido frente al Mallorca, club que también denunció los hechos ante el Comité de Competición. El problema residía en que varios jugadores almerienses habían denunciado ante la Federación Española de Fútbol que no habían cobrado sus emolumentos de la temporada anterior, cosa que hizo que la Federación prohibiera fichar a los almerienses. Estos, haciendo caso omiso, ficharon jugadores y empezaron la competición sin que los rivales alegaran nada. Fue el Deportivo de la Coruña el primer equipo que denunció al Almería por alinear a dos jugadores con ficha nueva: Cabral y Maxi. A la semana siguiente los almerienses volvieron a alinear a Maxi, por lo que el Mallorca también denunció la alineación indebida.

El 10 de diciembre de 1981, justo el día después de que el Mallorca eliminara en la prórroga al Binéfar en la Copa del Rey (con el famoso codazo del yugoslavo Kustudic que le costó 11 partidos de suspensión), el Comité de Competición dictó sentencia y ordenó que se debían repetir ambos partidos en terreno neutral y restó 4 puntos de la clasificación a la A.D. Almería.

El partido se repitió finalmente el miércoles 17 de febrero de 1982, en el estadio José Rico Pérez de Alicante, ante poco más de 4000 espectadores. Ese día en el banquillo del Mallorca ya no estaba Antonio Oviedo, si no el francés Lucien Muller y el equipo barralet formó con Tirapu, Almenara, Aparicio, Gallardo, Iriarte, Amer, Orellana, Barrachina, Kustudic, Delgado y Barrera. Bajo la batuta del colegiado alicantino Arcas Navarro el Mallorca se impuso por 1-2. Garay adelantó al Almería en el minuto 11 pero Barrera en el minuto 49 y Orellana en el 86 le dieron la vuelta al marcador posibilitando una más que merecida victoria visitante. El Mallorca salió de ese partido el 8º clasificado con 25 puntos y 3 positivos mientras que el Almería quedó 17º con 17 puntos y 3 negativos (descontando los 4 puntos de sanción que acumulaba).

Se da la curiosa circunstancia que ese es, de momento, el único partido que el Mallorca ha ganado como visitante al Almería (cualquiera de los tres equipos que ha conocido la capital andaluza) y, como hemos visto, se disputó en Alicante.

Publicidad

7 comments to Historias de 100 años (55): ¿Repetimos?

Leave a Reply