Publicidad



Publicidad




Historias de 100 años (59): El primer partido en Palma contra un equipo gallego

Equipo del Mallorca que jugó en Vigo, partido de vuelta al que se hace referencia aquí. Foto del archivo de la familia Turró.

Por Xesc Ramis

No fue hasta la temporada 1944/1945 cuando un equipo gallego visitó al Mallorca por primera vez en la historia. Casi veintiocho años y medio habían pasado desde la fundación del Alfonso XIII en marzo de 1916 cuando el 8 de octubre de 1944 visitó el antiguo campo de Buenos Aires el Real Club Celta de Vigo, convirtiéndose así en el primer rival gallego en pisar el recinto bermellón.

Ese día se disputaba la tercera jornada de Liga de Segunda División, competición que, el por aquél entonces denominado Club Deportivo Mallorca, había iniciado derrotando por 2-0 al Baracaldo y perdiendo por 1-0 en su visita al Real Betis en Heliópolis. El Mallorca, entrenado por su ex jugador Tomás Castro, contaba en sus filas con una mezcla de jóvenes y prometedores valores como el portero Francisco Sureda, el defensa José Simonet, el centrocampista Jaume Turró o los delanteros Juan Morales y Manolo Belenguer, junto a jugadores en el punto álgido de su carrera como el defensa Antonio Mesquida o el pequeño extremo Sebastián Pocoví, completando la plantilla un par de jugadores veteranos, que, a la postre, se iban a significar como decisivos en el tramo final de la competición: Juan Albella y Felipe Ferrer.

Para jugar el domingo a las cuatro y cuarto de la tarde, lo normal es que el equipo vigués hubiera emprendido viaje el viernes anterior en ferrocarril hasta Madrid para proseguir con un “cómodo” viaje en avión hasta la isla de Mallorca. Y, yendo todo bien, el martes podrían estar de regreso en Vigo. Era lo mismo que le pasaba al Mallorca cuando se desplazaba a la península. Y, se quiera o no, eso penalizaba a los equipos visitantes en bastantes ocasiones.

Ese ocho de octubre, con un campo de Buenos Aires lleno a reventar, el Mallorca se hizo con la iniciativa del partido desde el principio, maniatando a los vigueses y dominando el juego por completo. Tan solo los postes, el portero vigués Cabezo y un gol anulado al mallorquinista González Prieto por supuesto fuera de juego salvaron a los gallegos de encajar gol. Una vez capeado el temporal bermellón de los primeros minutos, el que con el tiempo sería jugador internacional y del Real Madrid, Pahíño, en el minuto 40, consiguió el afortunado gol de la victoria de los vigueses en un remate en semi fallo que botó delante de Sureda, que no pudo atrapar el balón, pegando en el palo y entrando tan solo unos centímetros en la portería mallorquinista. La segunda parte, con un Mallorca desfondado, se niveló el partido, ayudando también a este hecho la lesión del jugador mallorquinistas Giraldós a mediados del segundo acto, que quedó en el campo como mero objeto decorativo. El Celta de Vigo acabó dominando el partido ante un Mallorca con diez jugadores y sin el ánimo necesario para remontar.

Esta fue la ficha técnica del partido:

Segunda División. Domingo, 08/10/1944. 16:15 h. Buenos AIres.

C.D. Mallorca – Real Club Celta de Vigo 0-1 (0-1 al descanso)

ALINEACIONES:

Mallorca: Sureda – Gil, Mesquida – Grech, Mateu, Simonet – Turró, Giraldós, González Prieto, Morales y Pocoví. Entrenador: Tomás Castro.

Celta: Celta: Cabezo –  Cons, Tito –  Santoro, Trujillo, Yayo –  Venancio, Muruaga, Pahiño, Aretio y Roig. Entrenador: Carlos Platko.

ÁRBITRO: Arriba Seijas (Catalán).

GOL: 0-1 m.40 Pahiño.

Publicidad

3 comentarios sobre Historias de 100 años (59): El primer partido en Palma contra un equipo gallego

Deja un comentario