Publicidad







Publicidad




Historias de 100 años (73): Los ascensos a 1ª (capítulo VI)

Contestí se abraza a Serra Ferrer en la celebración del ascenso.

Por Xesc Ramis

Creo acertar si digo que la temporada 1987/88, que acabó con el descenso del Mallorca a Segunda División tras perder la promoción de permanencia contra el Oviedo fue la más triste para Miquel Contestí. En el verano de 1987 el Mallorca había reforzado su equipo, que venía de hacer la mejor temporada de la historia, y nada hacía pensar en un desenlace tal. Por eso, el presidente Contestí se tomó como una cuestión personal el devolver al Mallorca a Primera División en doce meses.

Junto a Contestí hubo un jugador que, afortunadamente, también se lo tomó como algo personal: el portero Zaki Badou. Sin embargo, la revolución fue total y tan solo el propio Zaki, García Cortés, Amer, Nadal, Pep Bonet, Pep Crespí, Marcos, Álvaro y Trobbiani quedaron en la plantilla de la temporada anterior. El reguero de fichajes fue grande, pero el Mallorca acertó con los defensas Vulic (Hajduk Split), Pedraza (Barcelona), Sala (Sabadell), Albistegi (Sestao) y Rivas (Atlético de Madrid), con el centrocampista Parra (Murcia) y con el delantero Stojadinovic (Rapid de Viena). También el joven Gabriel Vidal, promocionado desde el filial, resultaría decisivo en el segundo tramo de la temporada.

La dirección técnica se le ofreció al yugoslavo Ivan Brzic, que venía de realizar un gran trabajo en el Osasuna (aunque había sido despedido la temporada anterior). Por una vez el Mallorca pareció empezar relativamente bien el campeonato y, tras un triunfo por 1-3 en Huelva, en la jornada 8 encabezaba la tabla clasificatoria, con un gran sistema defensivo y la electricidad en ataque de la dupla Álvaro-Stojadinovic. En la jornada 10 llegó la primera derrota de la temporada, en el difícil campo de Las Llanas de Sestao. Después, una victoria apurada (1-0) contra el Eibar y empate en Vallecas (1-1) parecieron enderezar la trayectoria. Sin embargo, el equipo no jugaba a nada y nadie estaba muy contento con ello.

El miércoles 30 de noviembre Brzic tuvo su primer aviso serio al ser derrotado 1-2 en el Sitjar por el Xerez. Una derrota posterior en Santander (1-0) fue contrarrestada por una victoria pírrica en casa ante el Barcelona At. (1-0). El descontento de Contestí iba en aumento y las dos derrotas consecutivas posteriores, en Tenerife (2-0) y en casa contra el Castellón (0-1) el día de nochevieja de 1988, propiciaron que Brzic fuera cesado y que Serra Ferrer se pusiera de nuevo a los mandos del Ferrari que se suponía era el Mallorca, que transitaba en una pobrísima séptima posición.

La primera decisión de Serra Ferrer en Alcira fue situar a Zoran Vulic en el centro del campo y hacer debutar al canterano Gabriel Vidal. Fue precisamente el croata el que marcó el gol del triunfo en tierras valencianas. Lo apretado de la tabla hizo que tras la posterior victoria ante el Lleida (3-0) el Mallorca durmiera segundo justo antes de pasar la peor racha de toda la temporada, con tres derrotas consecutivas, lo que colocó al Mallorca duodécimo en la jornada 22. Había que reaccionar y el Mallorca de Serra Ferrer lo hizo, consiguiendo nueve victorias en los siguientes diez partidos, una de ellas muy importante en el campo del Eibar por 0-1 en el último minuto cuando el Mallorca jugaba en inferioridad numérica.

Pero, ¡ay, qué poco dura la felicidad en la casa del pobre! Tras ganar 2-0 al Rayo Vallecano, cayó lesionado Zaki Badou. Deprisa y corriendo el Mallorca buscó un portero y, gracias a las buenas relaciones con el Barcelona, aterrizó en la isla Eduard Abadal. A pesar de su buena actuación en Xerez el Mallorca, líder en ese momento, perdió 1-0. Con las victorias ante el Rácing y Barcelona Atlético recuperó plaza de ascenso directo, llegando así a la que a la postre sería decisiva jornada 34. Esa tarde el Mallorca recibía al Tenerife. En caso de victoria local se abriría un hueco de tres puntos con el cuarto clasificado, a falta de tres partidos. Esa tarde, Abadal, que no era Zaki Badou pero había ido cumpliendo en los partidos disputados, falló y posibilitó que los chicharreros remontaran el gol que había anotado García Cortés de penalti en la primera parte, rememorando un Cádiz II de la temporada 82/83.

El Mallorca dejó de depender de sí mismo para el ascenso directo. A pesar de conseguir un buen empate en Castalia (el Castellón era el líder), el Rayo no falló y, a falta de dos partidos los vallecanos sacaban un punto a los mallorquinistas. Y, aunque el Mallorca ganó los dos partidos finales (3-0 al Alzira y 0-1 al Lleida) el Rayo no falló tampoco y consiguió la tercera plaza. El Mallorca, para ascender, debería derrotar al Espanyol en la promoción. Y, aunque algo apagada, la tensión Mallorca-Espanyol que habían protagonizado Clemente y Serra Ferrer, flotaba todavía en el ambiente.

Al ser sorteo puro, el primer partido fue en Sarrià. El Mallorca salió vivo de allí al perder por 1-0 con un gol de Golobart poco antes de la hora de partido; sin embargo, el resultado pudo ser bien diferente si el colegiado Victoriano Sánchez Arminio no se hubiera tragado un penalti de libro cometido sobre Álvaro Cervera. Todo se decidiría en la isla.

Ante un lleno histórico en el Luis Sitjar, en un partido que tuvo la peculiaridad de jugarse un 2 de julio (cuando las temporadas y los contratos acaban el 30 de junio), el Mallorca salió decidido a llevarse la promoción. Así, en el minuto 12, Nadal, con un certero cabezazo, ya había igualado la eliminatoria. Sin embargo, el Mallorca no consiguió el segundo gol durante el tiempo reglamentario y el partido, a medida que iban pasando los minutos, más parecía abocado a una prórroga. En el tiempo extra, con unos jugadores pericos atenazados por la tensión y los nervios, el Mallorca se merendó al Espanyol y, en el minuto 3 de la misma, Vidal, aprovechando un pase en profundidad, batió a N’Kono por bajo y llevó el 2-0 al marcador y el delirio al Luis Sitjar. El Mallorca supo administrar la ventaja y, a pesar de jugar en inferioridad numérica los últimos minutos por una rigurosa expulsión de Álvaro Cervera, supuestamente por perder tiempo en un cambio, consiguió el anhelado ascenso.

PLANTILLA:

Porteros: Zaki (28, -15), Abadal (6, -6), Molondro (3, -2) y Fernando Marcos (2, -3).

Defensas: Pedraza (36, 1), Vulic (35, 5), García COrtés (32, 2), Sala (32), Rivas (25, 4), Amer (14), Albistegi (17, 1), Esteban (3), Sánchez Clemente (4), Magín (5).

Centrocampistas: Nadal (30, 7), Parra (25, 1), Pep Bonet (18), Pep Crespí (10, 1) y Marcos (4).

Delanteros: Stojadinovic (35, 17), Álvaro (35, 6), Guillermo (32, 2), Vidal (15, 1), Trobbiani (12), Endika (15, 2) y Manolo (4).

1988/1989
                          J  G  E  P  GF  GC PT  
TOTAL                    38 21  6 11  51  26 48                          
EN CASA                  19 12  2  5  32  11 26                      
FUERA                    19  9  4  6  19  15 22 

Publicidad

3 comentarios sobre Historias de 100 años (73): Los ascensos a 1ª (capítulo VI)

  • tolo1977

    Tema abrir tribuna de sol. Tomeu, deberías informarte un poco antes de decir según que.

    La normativa de la Liga123 pone esto:

    Es por ello que LaLiga recomienda encarecidamente
    ubicar a los abonados y público
    asistente prioritariamente entre córner y córner
    de la grada opuesta a la posición de la
    cámara principal.
    La ocupación de dicha grada deberá de ser
    de al menos el 75%, en caso contrario serán
    aplicables las sanciones previstas en este reglamento.
    En caso de que la ocupación sea
    inferior al 50% dicha sanción se duplicará.

    4
    9
    • Tomeu Maura

      Quizás el que deberías informarte un poco mejor eres tú. Nadie ha dicho que no exista esta norma -por favor, si eres tan amable corta y copia el post en el que yo haya publicado eso-, sino que casi nadie la aplica. Por favor, ya que tú estás tan bien informado supongo que no te costará nada hacer una relación de los clubes de Segunda que, en función de esa normativa, cierran la parte superior de la tribuna que afecta al tiro de cámara.

      Como dije en un post anterior -quizás no lo has leído-, cualquier sanción por este motivo es el chocolate del loro comparado a lo que supone tener un estadio lleno que lleve a tu equipo a Primera División, donde los ingresos mínimos por TV superan los 40 millones anuales.

      7
      6
  • jant

    Buenas, si alguien le sobra una entrada para grada lluis sitjar o si sabéis de alguien se la compraría, gracias.

    1
    1

Deja un comentario