Publicidad



Publicidad





La bonita historia de Ebermellon72

Os presento a Eduardo Guadilla o, como le conocemos nosotros, Ebermellon 72. Eduardo es un clásico de esta página que reside en Valladolid, una ciudad en la que no es habitual ser mallorquinista. Si recordáis, el pasado martes me preguntaba a qué hora saldría a dar su paseo el equipo “porque el hotel me cae muy cerca de casa y así me podré acercar a verles”. Vaya si lo hizo, y aprovechó para sacarse esta foto con los futbolistas. Horas después saltaría a la fama por su amor incondicional a los colores bermellones. Fue el único aficionado mallorquinista presente en Pucela, pero eso no le impidió vibrar y emocionarse con el equipo.

El Mallorca ha querido premiar su fidelidad y le ha invitado a presenciar un partido en Son Moix. Además, la web del club le ha publicado una pequeña entrevista que tenéis reproducida tras el salto. Enhorabuena por tu mallorquinismo, Eduardo.

Eduardo Guadilla (Palma, 1972) fue el gran protagonista del partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey que enfrentó al RCD Mallorca al Real Valladolid. Desde el inicio del partido, las cámaras de la retransmisión televisiva le enfocaron solitario animando a su equipo en el sector visitante del Nuevo José Zorrilla: “Estaba solo, con mucho orgullo, y no paraba de cantar, era tal mi felicidad que ni me di cuenta si los aficionados del Real Valladolid me aplaudían”. “Cuando marcamos el gol salté de alegría, no cabía en mí”, setencia Eduardo, que compró su entrada para ver el partido el pasado martes. El día del partido no se quiso perder el paseo matinal del equipo y por la noche quiso animarles desde la zona de aficionados visitantes: “Creía que habría más gente pero me daba igual, yo resido en Valladolid pero solo voy a ver al RCD Mallorca, el club de mi tierra y de mi corazón”.

Este aficionado mallorquinista, de padre palentino y madre vallisoletana, nació en el Hospital de Son Dureta y residió en Alcúdia hasta los cinco años. Desde la distancia forjó un amor incondicional por los colores del RCD Mallorca y creció idolatrando a los mitos bermellones de los 80 como Zaki o Hassan. También recuerda cuánto lloró con una lesión de Pepe Gálvez en el Nuevo José Zorrilla: “Siempre he estado ahí cuando el RCD Mallorca ha venido a Valladolid y hace poco, cuando el equipo se salvó en Zorrilla en la última jornada, vinieron 700 mallorquinistas y me sentí rodeado de mi isla y de mi gente”.

El RCD Mallorca ha invitado a Eduardo a asistir a un partido del equipo en Son Moix, el que el desee, detalle que le emociona: “Será mi felicidad, ver a mi isla, a mi club y estar allí con todos los mallorquinistas”. Este aficionado está entusiasmado con la temporada del equipo y no ve el momento de visitar Son Moix: “Disfrutar es poco, estoy muy contento con la trayectoria del equipo”

Publicidad

8 comments to La bonita historia de Ebermellon72

  • Angel Amengual

    Disfruta del partido, sea cual sea el que elijas, Ebermellon72, te lo mereces.

    37
  • Milan77

    Joder, me he emocionado con la historia. Mi padre es manchego y mi madre canaria. Vivo en Tenerife desde los 9 años pero mi piel respira Mallorca y mallorquinismo por cada poro de mi cuerpo. También nací en Son Dureta y viví en Mallorca hasta los 9 años y me ha tocado vivir mi mallorquinismo desde la distancia. Jugué un partido de pretemporada con el benjamín del Mallorca, 10 días antes de venirme a Tenerife. Me gasté 500€ en un fin de semana para poder ir a ver el partido de playoff de ascenso este año contra el Mirandés. A todo el mundo le sigo enseñando lo increíble que era mi colegio (en google maps) en Mallorca (C.I.D.E.), con un campo de fútbol, 3 de fútbol sala, piscina y en mi época, en medio de la naturaleza, rodeado de almendros y sin siquiera muros que lo delimitara.

    61
    4
  • Zaki

    Estas historias son las que hacen recuperar el romanticismo perdido en el fútbol. Gracias Eduardo por animar a nuestro Mallorqueta .
    Que sigamos disfrutando de este temporada y pronto viene el de por…
    Un fuerte abrazo de la familia mallorquinista

    19
  • Spec

    Eso de que era el único mallorquinista en las gradas no es del todo cierto ya que circulan por RRSS diferentes fotografías de otros aficionados del Mallorca que estuvieron en Zorrilla pero en otras zonas del estadio. Cierto es que llamaba la atención verlo sólo y con la bandera, muy grande Ebermellon72.

    11
    1
  • Ebermellon72

    Gracias de corazón.
    Aquí se mantenía el anonimato,pero me parece que ya me conocen.
    De verdad lo digo,yo no hice nada más que animar a ese gran club al que todos nos une.
    RCD.MALLORCA.

    49
    3
  • prometeo

    Es muy bonito, mantener esa aficion en la distancia, lastima que no puedas estar en la isla con nosotros y lastima que no haya por aquellas tierras ninguna peña mallorquinista, Hay que tener coraje para ir solo en campo visitante, con la bandera y animando, y a mi me gustaria que cuando vinieras a Palma para ver el partido ,que tu quisieras ,marcara el Mallorca y te dedicaran el gol a ti

    6
    1
  • Bipedo

    Pues a mí también me ha emocionado la historia de Ebermellon72 ya que me he visto reflejado como un espejo.
    Nací en la Policlínica Miramar en el 75 y cuando tenía 3 años mis padres ( madre de Palencia como Eduardo y padre Extremeño) se mudaron a Madrid y es allí donde me crié y creedme, crecer en esa ciudad y no terminar siendo ni del Madrid ni del atlético es muy difícil. Pero no, sólo sigo a un equipo al RCD Mallorca.
    Por circunstancias de la vida, viví en Palma desde el 2012 al 2017 y lo primero que hice, fue hacerme socio del Mallorca.
    Por trabajo vivo en Irlanda ahora y como anécdota contaros que este año, el día que ascendimos de Segunda B a Segunda fui al trabajo con la camiseta del Centenario puesta y no me la quité en todo el día ( y la empresa no es pequeña precisamente).

    Un saludo a Ebermellon72 y que sepa que el día que vaya a Son Moix, los expatriados nos sentiremos representados también con él.

Leave a Reply