Publicidad



Publicidad




Scouting: Reus, a morir matando

 

A causa de sus deudas la Liga sólo  permitió al Reus inscribir a 16 jugadores, con los que tiene que tirar hasta enero…si llega, porque si el próximo día 10 de diciembre la plantilla no cobra por lo menos una mensualidad, acumulando de este modo tres retrasos, el equipo puede quedarse sin futbolistas, ya que todos y cada uno de ellos serán libres de abandonar el club para irse donde quieran. El martes el presidente reunió a los jugadores y al cuerpo técnico para asegurarles que un grupo catarí estaba interesado en invertir en el club, pero no es la primera vez que una promesa así se difumina pocos días más tarde.

La limitación de 16 licencias limita sobremanera a un grupo que tiene más calidad de lo que su clasificación indica, comenzando por un portero, Edgar Badía, con muchísimo nivel. En defensa sobresale el central Jesús Olmo, un futbolista de muy buena salida de balón. Tanto los laterales Bastos como Borja Herrera sufren mucho ante extremos rápidos. Para el partido ante el Mallorca recupera al central Mikel Villanueva, cedido por el Málaga. Forma una buena pareja con Olmo.

En medio campo los dos medios centros son el brasileño Luis Gustavo, más defensivo, y el ex-mallorquinista Juan Domínguez, un futbolista en claro declive pese a que sólo tiene 28 años. El tercero en discordia es Mario Ortiz, más llegador y con un buen disparo desde media distancia.

En los extremos suelen jugar el catalán Fran Carbià, muy rápido y habilidoso, y el portugués Ricardo Vaz, más irregular. El joven Alfred Planas puede ser un recambio para cualquiera de los dos, aunque la gran novedad para el partido de mañana la constituye el escurridizo Quero, que tras ocho meses de lesión vuelve por fin a una convocatoria. No está para ser titular, pero con toda seguridad jugará en la segunda parte.

Arriba, finalmente, el gol es patrimonio de uno de los delanteros más fiables de la categoría, el veterano Miguel Linares, ex del Recreativo y del Oviedo, con 36 años ya pero todavía con mucha pólvora en sus botas. Linares lleva tres goles esta temporada y es por supuesto el máximo anotador de un Reus que, sobre todo en ataque, es muy limitado. De hecho, es el equipo menos anotador de la categoría, con apenas 10 goles marcados en 15 jornadas. Paga con sangre su crisis, pero no será fácil ganarles. Con toda seguridad.

Publicidad

5 comentarios sobre Scouting: Reus, a morir matando