Publicidad
Huyndai
Asima
Asima

Publicidad




Asima

globalfisc


Publicidad




La pesadilla que no quieren repetir ni el Mallorca ni LGP

En las nueve últimas temporadas no ha sido necesario llegar a 40 puntos para evitar el descenso. En algunos casos incluso con 30 hubiera sido suficiente -el Deportivo bajó en la temporada 17-18 siendo antepenúltimo con sólo 29-, pero mayoritariamente los números demuestran que con 37 ó 38 suele bastar.

Curiosamente ésta es una situación que ha ido variando con el tiempo. En las décadas anteriores sí hubo descensos de equipos que han sumado más de 40 puntos. El Villarreal bajó con 41 en 2012, el Betis con 42 en 2009 y el Zaragoza también con 42 un año antes. Sin embargo, hubo una temporada en la que se batieron todos los récords de exigencia. Una temporada en la que estuvieron involucrados además tanto el Mallorca como su actual entrenador Luis García Plaza. Viajemos en el tiempo. Vayámonos al curso 2010-11, el año de Laudrup. El primer año de Serra Ferrer. El año en el que el mallorquinismo idolatró a Artiz Aduriz.

El Mallorca 2010-11, heredero de la plantilla que en la temporada anterior se quedó literalmente a segundos de la Champions -el maldito gol del Sevilla en Almería en el descuento-, cuajó una más que aceptable primera vuelta sumando 27 puntos y culmin´ándola en novena posición, a mucha distancia del descenso. El equipo coronó los 19 primeros partidos con 11 puntos de ventaja sobre el Zaragoza, 12 sobre el Levante (entrenado por Luis García Plaza) y 13 sobre el Almería. En aquella época se hablaba sobre todo de la posibilidad de jugar competiciones europeas porque la parte de abajo se veía muy, muy lejana.

Sucedió sin embargo que dos de los que estaban desahuciados, Zaragoza y Levante, cuajaron una segunda vuelta increíble, sumando nada menos que 29 y 30 puntos respectivamente, lo que es una barbaridad. Mientras, Mallorca y Deportivo bajaron el pistón (17 puntos sólo en la segunda vuelta los bermellones) y la consecuencia fue que se llegó a la última jornada con unas puntuaciones abajo espectaculares y con un atasco colosal.

Ese fue el año del polémico Levante-Zaragoza que como sabéis acabó en tribunales, con Reina imputado. La victoria del Zaragoza en el campo de un Levante ya salvado lo complicó todo y condenó al Deportivo al descenso pese a haber sumado nada menos que 43 puntos, una cifra que siempre había sido suficiente.

Y ojo porque pudo haber sido peor. El Mallorca se salvó con 44 -perdió en la última jornada ante el Atlético en Son Moix-, pero un empate del Deportivo ante el Valencia en Riazor (el día en el que Aduriz salvó al Mallorca) les hubiera condenado a Segunda…con 44 puntos, porque tenían perdido el golaverage con los gallegos.

Por supuesto ni el Mallorca ni LGP quieren volver vivir una situación tan extrema como esa, pero desde luego si se diera el caso ya la conocen. Fue la permanencia más cara desde que descienden a Segunda los tres últimos clasificados. ¿Se repetirá algo así esta temporada? Esperemos que no pero, por si acaso, mejor ir sumando cuantos más puntos mejor.

8 comentarios sobre La pesadilla que no quieren repetir ni el Mallorca ni LGP

  • TALISMAN

    Este año nos salvaremos con cierta solvencia.
    Confío que cuando se recuperen los lesionados, seremos un equipo muy rocoso y difícil de ganar!
    🔴🔴⚫️⚫️🔴🔴⚫️⚫️

    30
    6
  • Sanjuan

    Este año es una Liga extraña, los equipos grandes van a pinchar y eso va hacer que se iguale todo.

    22
  • jo era en solucio2b

    Viernes partidazo! Se empieza la liga con los benjamines! La mejor categoria del mundo! Tienes que hacer pots de las categorias inferiores Tomeu! Esto si que es futbol en estado puro!

    48
    35
    • Tomeu Maura

      Me cuesta mucho entender cómo es posible que este comentario haya recibido tres negativos. ¿Qué tiene de malo hablar del fútbol-base? Se me escapa, la verdad.

      32
      25
  • Enrique Magdaleno

    Recuerdo el gol de Rodri minuto 94 del Seviila en Almería.Estábamos los espectadores esperando junto a los jugadores del Mallorca que ya habían acabado su encuentro, y fue una auténtica decepción,no entrenamos en champions por el gol de Rodri. Fue la otra cara de la moneda de lo vivído en el 83 en Madrid con la derrota ante el Castilla y que gracias a la victoria del Rayo en Riazor subimos a primera., y llegaron Izquierdo y Garcia Jimenez como agradecimiento al equipo de Vallecas.

    • Tomeu Maura

      En las dos ocasiones estuve yo en el campo. Lo de 1983 fue muy fuerte. Había que estar allí para vivirlo. La afición del Madrid llegó a cantar un gol falso del Deportivo.

      6
      7
  • sentiment

    Sigo manteniendo que quedaremos entre el 12 y el 15 . Uno de esos 4 puestos es el nuestro.

    11
    3
  • hermano samuel

    Buenos dias Tomeu,

    creo que te podrías plantear quitar lo de positivos y negativos, es un sin sentido, no sirve para nada, solo para que los haters puedan seguir tocando las narices… es mi opinion

    2
    1