Inicio

La solidaridad de Muriqi con Turquía

Vedat Muriqi es el mejor ejemplo de que es cierta la frase de la película de Disney «La bella y la bestia» de que «la belleza está en el interior». Ves a Muriqi por la calle y da miedo, pero luego tratas con él y descubres a una persona cargada de humanidad que ha vivido en primera persona los horrores de la guerra y que, lejos de desviarse, ha sabido encontrar el buen camino. Se merece todo lo bueno que le pase en la vida.

Muy sensibilizado por el terrible terremoto que ha sacudido Turquía, y sobre el que os voy a insertar un tuit que os aconsejo que abráis, porque es el espantoso sonido de la tierra moviéndose, el jugador del Mallorca ha publicado en las últimas horas un mensaje en turco en las redes sociales muy emotivo.

 

Abajo tenéis el tuit de Muriqi, cuya traducción es la siguiente: «El dolor que experimentamos es indescriptible. Mis oraciones, mi corazón está con todos los afectados por el terremoto … que todos se recuperen pronto. Deseo la misericordia de Dios para aquellos que perdieron la vida y deseo una curación urgente a los heridos».

 

El delantero no se ha quedado ahí. Ni mucho menos. Según revela la cuenta de Twitter Trivela Sports ha donado 300.000 liras turcas, más o menos unos 15.000 euros, a las víctimas del terremoto. Un detalle espectacular que, insisto, demuestra la humanidad de este hombre que es incluso mejor como persona que como futbolista.

 

Los récords de Zaki y Roa que puede batir esta temporada Rajkovic

Poco a poco el serbio Pregrad Rajkovic está ganándose un sitio en el podio de los mejores porteros de la historia del Mallorca y, de hecho, tiene en su mano esta misma temporada igualar o incluso batir dos récords de los que son -con el permiso de Ricardo Zamora y Antonio Ramallets- los dos grandes guardametas de la historia del mallorquinismo,

El primero de todos puede ser inmediato. Si el Mallorca no encaja gol en su siguiente partido en Palma ante el Villarreal habrá igualado la racha de cinco encuentros consecutivos a cero que data de la temporada 89-90, con el mítico Zaki bajo los palos. El récord se rompió en el sexto partido al perder 0-1 ante el Valencia por lo que, para superarlo, Rajkovic debería quedar a cero ante Villarreal y Elche.

El segundo récord es más complicado. Carlos Roa ha sido el portero que menos goles ha recibido con el Mallorca en una sola temporada en Primera División: 31 en el curso 98-99, con Héctor Cúper en el banquillo. Rajkovic lleva 18 en contra en 20 partidos. En los 18 que faltan debe encajar menos de 13 para igualar al argentino y menos de 12 para superarlo. Por poner en perspectiva la dificultad de este reto, os diré que en los 20 primeros encuentros de aquella temporada Roa había sido batido en 13 oportunidad, cinco menos que el serbio en la actualidad.

Y vosotros, ¿creéis que Rajkovic superará uno o incluso dos récords? ¿Lo veis ya como uno de los mejores porteros de la historia del Mallorca o es aún precipitado?

Maffeo-Vinicius: lo que las televisiones nacionales no quieren enseñar

Ser de otra raza o de otro sexo no puede servir como patente de corso para cometer delitos o irregularidades, y no me estoy refiriendo sólo al ámbito del fútbol. Yo creo firmemente en la igualdad. Pero en la igualdad en todos los sentidos. Estas imágenes que he sacado de Twitter hablan por sí solas y lo que debería hacer el Mallorca es trasladarlas inmediatamente al Comité de Competición para que obrara en consecuencia.

No justifico ni lo haré jamás un solo insulto racista, pero lo que hace Vinicius en los campos de fútbol no se puede consentir. En mi vida he visto a muchos jugadores provocadores, todos ellos aprovechando que formaban parte de equipos grandes, porque por supuesto en plantillas modestas jamás se hubieran atrevido a levantar la voz, pero lo de este futbolista rebasa todos los límites. Claro que eso lo hace porque le dejan. Estas imágenes que veis ahora son las mismas que tenía a su disposición el VAR y no le dijeron ni una palabra al árbitro del partido.

Después de esta sarta de provocaciones no me queda otra que levantarme el sombrero ante Maffeo y Raíllo por un marcaje impecable, carente de violencia y sin caer en la trampa que les tendió Vinicius. Jugadores como éste sobran en los terrenos de juego.